Las bombas del Carnaval

Me han botado de mil tonos pero nunca usando gas lacrimógeno. Para el recuerdo.

Un amigo, Eduardo, poco frecuente visitante de Barranco, fue a preguntarle a un policía dónde quedaba la calle Cajamarca y el policía le respondió “hacia allá vamos”. Ya era casi las 10 de la noche y la gente se había estabo divirtiendo de los más bueno en el carnaval desde las 2. Cuando llegaron vio el manchón de tombos repartiendo macanazo para abrirse camino y a los carnavaleros tirandoles botellas, escupitajos e insultos. Parecía que la policía iba a empezar a despejar la zona a palazos pero fue peor. Primero formaron una fila para bloquear la salida hacia Bolognesi y luego empezaron a tirar bombas lacrimógenas. A Toto, otro amigo, por suerte le cayó la bomba en el hombro izquierdo, si era 10 centímetros más arriba, la cagada.

Si a los gases le sumas gente borracha, la calle Miraflores llena de vasos de plástico, carchos de agua con pintura y botellas rotas y carnavaleros en sandalias, el resultado es miles de heridas y charcos de sangre. Sin contar todos los vecinos perjudicados porque, estimados, el gas no solo afecta a los malandros. Los policías golpearon a un par de personas y le robaron el lente de la cámara a un fotógrafo. Del otro lado, un policía terminó con una herida horrible luego de que le rompieran una botella en la pierna.

Luego de que pasaron las bombas, intenté volver hacia la esquina donde se había concentrado el carnaval. La escena era un desastre no solo por los desmanes propios del carnaval, sino por la cantidad de objetos perdidos, los vidrios con sangre, los vecinos quejándose con los policías porque sus bebes se habían tragado todo el gas de las lacrimógenas. Hice el esfuerzo de ganarme la confianza del policía herido para que me cuente por qué habían hecho eso y me dijo “tiramos las bombas porque nos empezaron a tirar botellas”.

No soy un vecino barranquino, ni tampoco un responsable ciudadano que se haya estado fijando si el carnaval de la calle Cajamarca tenía autorización), simplemente fui a divertirme con mis amigos. Hubo brutalidad en la policía pero también mucha irresponsabilidad. De una parte de la organización, pero de otra de la autoridad que mandó a los policías a terminar sí o sí esto y de esa forma.

¿Por qué no enviaron primero a los de Serenazgo para que calmen la fiesta? ¿Por qué se les ocurrió mandar a la policía a esa hora cuando la gente ya estaba en bomba y todo podía salir mal? ¿Si los vecinos están de acuerdo en cerrar su calle y hacer un juergón, por qué la Municipalidad tiene que hacer tanto alboroto?

Link original.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s