Los días que la candidata Keiko Fujimori convivió junto al “Tío Vladi” en el SIN

Escritor Luis Jochamowitz. recrea los escenarios siniestros en los que el ex presidente crió a sus hijos. El 91 y el 92, cuando ocurrieron los atentados de Barrios Altos y La Cantuta, Keiko Fujimori vivía en el SIE, el alma máter de los perpetradores.

Edmundo Cruz y Jonathan Castro.

info-sinc.jpg

“La investigación de la relación Fujimori-Montesinos se ha centrado en los aspectos delictivos, en las pruebas judiciales y el dinero en juego, pero todo eso está montado sobre una base emocional. ¿Cuál es el secreto de esa relación? No se conoce, porque ambos han guardado silencio sobre este punto”, advierte el periodista Luis Jochamowitz, autor del libro Vladimiro, vida y tiempo de un corruptor.

Lo que sí se conoce y se ha investigado son los escenarios de convivencia donde esa relación se empezó a construir, incluida toda la familia Fujimori. Jochamowitz ha realizado el estudio más acucioso sobre la convivencia en el SIN (Servicio de Inteligencia Nacional), el escenario donde el dúo llegó a la cumbre de su poder.

¿Cómo fue ese trabajo, Luis Jochamowitz?
–Fui al SIN en el 2001. Hacía varios años que la dupla ya no vivía allí, el régimen había caído. Me sentí un arqueólogo. Los arqueólogos van a un sitio que no tiene vida, que ha sido abandonado, y de la observación deducen qué sucedió.

¿Qué encontró?
Una escalera de ingreso de una ostentación asombrosa. Con detalles demoníacos, un pasamanos tallado con incrustaciones de cobre y bronce, un trabajo de artesanía carísimo. Imaginar que el Estado peruano gastara tanto dinero en tallas de pasamanos para una oficina militar era absurdo.

¿Dónde montaron la residencia para la familia presidencial?
En el segundo piso. A la mano derecha se construyó el ala de los Fujimori y a la mano izquierda estaba el ala burocrática. Montesinos tenía oficina, dormitorio, baño privado con mayólica negra, teléfono en la ducha y televisión. Más una habitación abarrotada de maletas con ropa que compraba compulsivamente y ni siquiera abría.

¿Quién la construyó?
Ha debido ser un arquitecto militar, por el tipo de instalaciones. Pero se hizo con la participación de Fujimori. El baño era un exabrupto, un caso extraño de boato y despliegue medio romano. El cuarto de gimnasia de Kenji era el espacio más grande del segundo nivel con piso de parquet. Se hizo un solarium misterioso. El solarium es un lugar donde cae el sol y en realidad todo lo que no tenga techo es un solarium, pero en este caso fue construido ex profeso.

¿El dormitorio de Montesinos estaba distante de la habitación de la candidata Keiko?
Estaba cruzando el pasadizo a lo ancho. No deben ser más de 10 metros. Pero, la distancia no es tan significativa, lo que cuenta es la convivencia cercana, diaria.
Se sabe que la construcción se decidió el 13 de noviembre, el día que el general Jaime Salinas Sedó intentó derrocar al régimen.
Lo cierto es que el proyecto fue hecho a gran velocidad, coincidió con el traslado masivo de personal al SIN y la compra de una flota cuantiosa de automóviles, fue una cosa acromegálica. Convivieron unos 3 años. Fue el momento de mayor intensidad en la relación de Montesinos y Fujimori, pero parece ser que se produjo un hartazgo del uno con el otro, quizás más de Montesinos hacia Fujimori.

¿Qué pasó?
Habrán pensado: ya es suficiente, ya hicimos lo que teníamos que hacer. O se cansaron el uno del otro. Esa es la sensación que recogí de la gente. Pero, ninguna de las dos partes ha contado los pormenores, no digamos los grandes crímenes, los desfalcos, sino los detalles. Pregúntenle a Keiko dónde almorzaban, si veía a Montesinos todos los días, si las propinas del tío Vladi eran de 100 o 20 soles.

El SIE, el SIN, eran ambientes de lo más inapropiados para criar a los hijos.

Yo le reconozco a Fujimori una dedicada atención por sus hijos, me parece que es lo más sincero, casi lo único sincero que tiene. Sin embargo, los lleva a vivir a esos lugares. Realmente es siniestro. En el SIE había hornos a una distancia de tiro de piedra de donde vivían sus hijos, y en el SIN había un calabozo interno. Era una atmósfera no apta para criar niños, para formar una familia. No me lo imagino, lo que te da una imagen de la mentalidad de Fujimori.

En un pasaje fascinante de su libro habla de una coordinación hasta de horarios entre Fujimori y Montesinos, dormían de 3 de la tarde a 7 de la noche y se reunían de 12 de la noche hasta las 4 de la mañana. Y pregunta, “¿qué discutían durante esas horas?
La coordinación llegó a ese extremo para dirigir al país en las horas de la madrugada. Ese es un aspecto que no se ha observado lo suficiente. Había en el fondo una base emocional, no diré amical pero sí un entendimiento psicológico, una empatía, un disfrute que ha sido la base de todo.

Montesinos fue cercando a Fujimori para que traslade el centro de poder del Círculo Militar a Palacio de Gobierno, de Palacio al SIE, del SIE al SIN.

Sí, escenarios donde él tiene el dominio absoluto. El primer acercamiento fue llevarlos al Círculo Militar, ya tenía allí la llave de la puerta. Cuando hablo con gente cercana, Montesinos es definido como un jefe de seguridad. Esa acumulación de poder va in crecendo. El SIN es la apoteosis.

Testimonios

Kenji. El menor de los Fujimori, y su perro “Puñete”, ingresaba a menudo a su oficina y le desconfiguraba su computadora ”, declaró Rafael Merino Bartet, asesor de la Alta Dirección del Servicio de Inteligencia (SIN).

Keiko. Realizaba a menudo reuniones sociales con sus amigas en los ambientes del SIN. Y Hiro, el segundo de la dinastía, hacía lo propio con su guitarra eléctrica, según el mismo asesor Rafael Merino Bartet.

Menú de residencias

JUNIO, 1990. Alberto Fujimori electo presidente y su familia se alojan en el Círculo Militar, ante supuesta amenaza de atentado terrorista.

28 JULIO, 1990. Familia presidencial se instala en Palacio de Gobierno.

30 ABRIL, 1991. Un cohete instalaza lanzado a Palacio no explota, pero motiva mudanza al SIE, en el Pentagonito. Fujimori, Susana e hijos ocupan el segundo piso.

13 NOVIEMBRE, 1992. Intento de rebelión del general Salinas Sedó lleva a decidir la construcción de la residencia presidencial en el SIN. Los Fujimori sin Susana Higuchi se trasladan en 1993.

1993. Keiko Fujimori viaja a seguir estudios en los EE.UU., pero tiene asignada una habitación en el SIN. Hasta 1997, sus estudios son pagados con fondos del SIN. Por un total de 94 mil 881 dólares. Peritaje de la Contraloría General de la República.

Publicación original.

Afanosa búsqueda de libertad de Fujimori después de la 1ra. vuelta

Movidas. Palacio de Gobierno no habría dado luz verde a indulto presidencial. Fujimorismo se obstina ahora en arrancar al Tribunal Constitucional un fallo a favor de Hábeas Corpus para lograr absolución de ex dictador.

Edmundo Cruz y Jonathan Castro.

El presidente Alan García Pérez habría dado respuesta desfavorable a una propuesta de indulto al ex presidente Alberto Fujimori Fujimori alcanzada en los días siguientes a la primera vuelta electoral, informaron fuentes de las altas esferas del gobierno. Pero ésta no sería sino una de las tantas movidas que ensayan la defensa del ex dictador y Fuerza 2011.

Todo indica que luego de los resultados electorales del reciente domingo 10 que posicionaron a su candidata presidencial Keiko Fujimori en la segunda vuelta, el fujimorismo se siente estimulado. Ahora se le ve más obstinado en conseguir una resolución favorable a su Hábeas Corpus interpuesto ante el Tribunal Constitucional. Y no tanto en alcanzar un indulto presidencial amparados en el estado de salud del ex mandatario.

El indulto liberaría al interno pero dejaría incólume la sentencia, puesto que se trata de la condena por un crimen de lesa humanidad. En tanto que el Hábeas Corpus, de resolverse fundado, podría implicar no solo la nulidad del proceso ratificatorio en cuestión sino la nulidad de todo el proceso, piensa el fujimorismo. Sueñan con que incluso alcanzaría a la sentencia dictada por la sala presidida por César San Martín. Y esto no es así.

“Una resolución que declare fundado el Hábeas Corpus no significaría la absolución”, ha explicado Jorge Santistevan de Noriega. El ex Defensor del Pueblo aclaró que una resolución de ese tipo sólo significaría la nulidad de la resolución cuestionada. Y punto.
Las presiones están centradas hoy sobre el Tribunal Constitucional, cuyo presidente, Carlos Mesía Ramírez, anunció que existe ya un proyecto de resolución sobre el Hábeas Corpus pero que será dado a conocer “después del proceso electoral” (algunos medios escucharon: “después de la segunda vuelta”).

¿Qué dirá el proyecto de resolución? Se sabe que el TC está conformado por cinco miembros (más un sexto integrante por cubrir). Dos de ellos tienen antecedentes de militancia aprista y un tercero está ligado al Opus Dei. ¿Cuál será la opinión de esa mayoría?
Las audiencias del TC para abril y mayo ya se leen en su portal, sin que en ninguna de ellas se haya programado la resolución del Hábeas Corpus de la defensa de Fujimori. Resta saber si se incluirá en las sesiones de junio y julio.

El fujimorismo se siente presionado a buscar una solución rápida ante los dos posibles escenarios. El triunfo de Ollanta Humala acarrearía serias dificultades a los planes de liberación de Fujimori. Y el ascenso al poder de Keiko Fujimori la expondría a flagrantes contradicciones con sus declaraciones últimas.

La posibilidad del indulto presidencial se siente disminuida. En el Ministerio de Justicia se informó que no había ningún procedimiento formal de indulto. El Instituto de Enfermedades Neoplásicas tampoco había sido requerido para emitir dictamen sobre la salud del interno. Sin embargo, las versiones extraoficiales sobre la iniciativa de indulto alcanzada a García mencionan el nombre de la titular de ese sector, Rosario Fernández.

El dato

Alerta. Agustín Figueroa, analista político, advirtió ayer por RPP: “Keiko está postulando con el 23 por ciento que le dio su papi, con un principal objetivo que es liberarlo. Ya comenzó la campaña para soltar a Fujimori. En el Tribunal Constitucional hay algunas personas que se están prestando para la posibilidad de una amnistía general. Que salgan los Humala y que salgan los Fujimori. Cuidado en vez de meter a los corruptos a la cárcel no empecemos a sacarlos”.

Hábeas Corpus a favor de Fujimori no sería absolutorio

En opinión del abogado constitucionalista y ex Defensor del Pueblo Jorge Santistevan de Noriega, “los indultos en los casos de crímenes de lesa humanidad no proceden, como lo señala la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Si se diera el caso, eso puede ser revertido, como ocurrió antes en Argentina con Videla”, refirió.

En cuanto al Hábeas Corpus presentado por la defensa de Alberto Fujimori, señaló que “si se admite el argumento de que no ha habido imparcialidad en la sala (que ratificó la condena a 25 años) presidida por el doctor Duberlí Rodríguez, en ese escenario solo se afecta a la sentencia ratificatoria”.

Sobre la absolución inmediata y su consiguiente liberación, dijo que “una resolución del Tribunal Constitucional que declare fundado el Hábeas Corpus no significa una absolución. Esto sólo significa la nulidad de alguna de las resoluciones o sentencias y se tendría que volver a conformar una sala que vea la apelación contra el fallo del doctor San Martín”.

“La sentencia del doctor César San Martín está fuertemente motivada. Uno puede estar de acuerdo o en desacuerdo, pero está bien motivada”, recalcó Santistevan.

Publicación original.

La Cantuta en la Boca del Diablo

Documental “La Cantuta en la Boca del Diablo”. Dirección: Amanda González.

Edmundo Cruz, un experimentado periodista que ha mantenido durante décadas un estilo de investigador de bajo perfil decide llevar a cabo un proyecto que tuvo en mente por mucho tiempo: publicar un libro sobre uno de los casos de investigación que más lo marcaron, el caso La Cantuta.

Él fue miembro del equipo que investigó y publicó la historia entre julio y diciembre de 1993 en la revista Sí, trabajo que resultó fundamental para que se encuentren las pruebas contundentes sobre el crimen que ha condenado al ex presidente Alberto Fujimori a 25 años de cárcel.

Una cámara será su acompañante en la búsqueda de cada personaje involucrado en el develamiento del caso. Un blog irá reconstruyendo, post por post, la historia de la investigacón periodística, y llevando la bitácora del libro y el documental que resultarán de este proyecto.






Fui asistente de producción, investigación y editor de la web del proyecto http://enlabocadeldiablo.com/