Fujimontesinismo impidió ascenso del próximo ministro del Interior

 

Ollanta Humala ha encargado el controvertido Ministerio del Interior a Óscar Eduardo Valdés Dancuart, tal vez su ministro menos conocido. Él es comandante del Ejército en situación de retiro y empresario exitoso.

Edmundo Cruz y Jonathan Castro

Nueva_imagen_21.jpg

La designación tiene sabor a gratitud y reto. Valdés conoció a Humala cuando éste cursaba sus cuatro años de cadete en la Escuela Militar de Chorrillos y el entonces capitán se desempeñaba como instructor y jefe de año.

La relación institucional y amical se reafirmó cuando Humala, ya en servicio activo, fue destacado a Tacna y coincidió con Valdés, de quien volvió a recibir apoyo.

Pero fue en 1991 que su instructor marcó huella más profunda sobre Humala y otras camadas de jóvenes oficiales.

En agosto y diciembre de ese año, el entonces comandante Óscar Valdés Dancuart rindió todas las pruebas de rigor para ascender al grado de coronel. Desde su egreso de la Escuela Militar mantenía el segundo lugar en el cuadro de méritos de su Promoción “Sesquicentenario de la Independencia Nacional”, 1972, arma de artillería.

Le correspondía, por tanto, el ascenso pero no se le otorgó. En su lugar fue promovido Jesús Gustavo Ponce Castro, cuarto en el cuadro de méritos.

Oscar Valdés, “un oficial radical en cuanto a honorabilidad, que había integrado el Estado Mayor de la II Región Militar durante la gestión del general Jaime Salinas Sedó en 1990” –para decirlo en palabras de un oficial de ese comando–, no encajaba en el perfil de oficial que el asesor Vladimiro Montesinos empezaba a reclutar.

Valdés no acató la decisión en silencio. Dirigió una carta al comandante general del Ejército de la época Pedro Villanueva Valdivia. “Pido que me ponga en la lista de retiros por renovación”, concluía esa misiva. La carta no se guardó, fue difundida en los cuarteles.

Ponce, el promovido por Montesinos, llegó a integrar el pool de asesores del SIN de Montesinos, sobrevivió a la caída de éste y fue director de Inteligencia del Ejército en el 2002.

Fuentes castrenses informan que Valdés fue uno de los mejores instructores en la Escuela Militar de Chorrillos. Asistió en dos ocasiones a la Escuela de las Américas, en 1971 y en 1977. También recalcan que no trabajó en el SIN (Servicio de Inteligencia Nacional) ni en el SIE (Servicio de Inteligencia del Ejército).

Trae al cargo de ministro del Interior su experiencia de militar institucionalista y empresario. Es importante su perfil de probidad, pero tendrá que navegar entre corrientes encontradas.

En el Ejército juega la camaradería promocional y de su generación son oficiales de diverso matiz en los 90: Jesús Reyes y Luis Alatrista, estrategas de la Operación Chavín de Huántar. Y otros que están requisitoriados como Jesús Zamudio Aliaga y Roberto Huamán Ascurra. También Rubén Wong Venegas, que manejó el comité del SIN para la reelección de Fujimori en el año 2000.

Se cree capaz de manejar el Interior

Estando en servicio activo Óscar Valdés desposó a Ana D’Coll Trebse, hija del exitoso empresario minero aurífero Antonio D’Coll de Tacna.

A su retiro del Ejército, Valdés incursionó en el mundo empresarial. Ha destacado como gerente general de la Corporación ADC, y ha presidido la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Tacna (entre 1998 y 2002) y la Federación de Cámaras de Comercio del Sur del país. Durante esos años consolidó su éxito comercial con una mina de oro, hoteles y molineras.

Fue secretario técnico de la Macrorregión Sur y Presidente del Consejo Regional del Senati Tacna y Moquegua.

”En mi paso por el Ejército me he desempeñado en puestos que han tenido que ver con la seguridad. Y en la parte profesional gerencial creo que tengo bastante experiencia para mover un aparato administrativo como el Ministerio del Interior”, señaló Valdés.

Valdés se mostró agradecido por la nominación. “Me parece que el señor Presidente conoce de mi trayectoria. En Tacna hay gente que no reconoce eso pero en la capital sí lo hacen. Parece que eso ha primado para que el Presidente me invite antes que por una cuestión de amistad”, reflexionó.

Link original.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s