Fujimorista Gagó fragmentó empresa para burlar beneficios de trabajadores

Creó 16 firmas. 213 empleados figuran en diversas planillas, pero todos sirven a JAAM S.A.

Parte de sus microempresas están a nombre de sus trabajadores. Ante la denuncia de abuso laboral, el congresista mintió.
Local de JAAM SA. Seguridad de la empresa amenaza a nuestro fotógrafo.

Julio Gagó Pérez miente y se desmiente con facilidad. A comienzos de esta semana, en una carta dirigida a esta redacción, negó que Javier Rodrigo Mantilla –autor de una denuncia en su contra publicada por  La República– fuera trabajador de su empresa JAAM S.A. “Se trata de un proveedor”, dijo el empresario-congresista. Para terminar de sacarle el cuerpo a la denuncia, agregó que él, Julio Gagó, había dejado de ser gerente general de la referida empresa el 30 de junio del año en curso.
El fujimorista olvidó que días después, el 19 de julio último, había dirigido una carta a Javier Rodrigo y la había firmado en su condición de gerente general de JAAM S.A. Allí volvió a negar a Rodrigo su calidad de trabajador e insistió en que como proveedor solo le correspondía el pago de comisiones por las ventas de fotocopiadoras.
Gagó continúa  asistiendo a las oficinas de su empresa en la cuadra 9 del jirón Lampa para supervisar los equipos que comercializa y, según testimonian los trabajadores, lo hace en vehículo oficial.

La mentira sobre los proveedores
Enma Andía y sus compañeros Javier Rodrigo Mantilla, Rodolfo Soto Núñez, José Salinas Castillo y David Álvarez Rosales laboran desde hace varios años como vendedores de la empresa de Gagó. Los atrajo la promesa de jugosas comisiones por las ventas de fotocopiadoras, impresoras y otros equipos de oficina. Pero nunca les hicieron firmar contratos. El pago del sueldo básico de 640 nuevos soles estaba condicionado a ventas de 5 y 10 mil  dólares de mercancía. De lo contrario, no lo recibían.
Para cobrar estaban obligados a emitir una factura por el sueldo básico y otra por las comisiones de ventas. Pero a causa de estas dobles facturas se vieron envueltos en elevadas deudas con la Sunat. José Salinas debe 7 mil soles y David Álvarez llegó a deber 21 mil, pago que se lo han fraccionado.

Según sus talonarios facturaban exclusivamente para JAAM S.A., pero tantos años al servicio de Gagó y casi no conocen las vacaciones ni otros beneficios sociales.
La red de empresas
La República tuvo acceso a las planillas de las 16 empresas que figuran en la contabilidad central de JAAM S.A. Son 213 trabajadores repartidos en 7 microempresas, 3 pequeñas, 3 generales y 2 de régimen mixto. Diez de estas empresas fueron creadas a partir del 2008. Tal división es formal, la mayoría del personal trabaja en el mismo edificio y todos venden equipos de JAAM S.A.
Nuevo Mundo Alternativo, Maquinarias Jaam S.A., Representaciones Jaam S.A., Copy Depot, y Faga Motors despachan en la misma esquina de jirón Lampa. Editorial Gráfica Gagó funciona en la cuadra siguiente.
Las amenazas de demandas al Ministerio de Trabajo han provocado una reconcentración del personal de las microempresas. Cien trabajadores fueron registrados en las planillas de Margen Discrecional EIRL, Digital Copier Solution EIRL, y Nuevo Mundo Alternativo EIRL a partir del 1° de julio.
No todas las microempresas JAAM S.A. están a nombre de los hermanos Gagó Pérez. Copy Depot tiene como represente legal a Amancio Armas Vílchez, quien a la vez figura en la planilla de Editorial Gráfica Gagó desde abril del 2002. Es de la confianza de la familia.
Las empresas de Julio Gagó han sido grandes proveedoras del Estado en los últimos años. Entre el 2005 y el 2011, sus empresas Maquinarias JAAM S.A., Representaciones JAAM S.A., Copy Depot S.A. y Editorial Gráfica Gago han facturado con el Estado S/. 31.409.495.
Abuso de poder
En la celebración por Navidad del año pasado, Julio Gagó presentó a Enma Andía Puca ante sus compañeros como una trabajadora que había logrado ascender poco a poco y con mucho esfuerzo.
En junio de este año, Andía renunció por motivos de salud. Se comunicó con Aurora Gagó, hermana del congresista, para gestionar el pago de la CTS por los 5 años de trabajo en la empresa.
La cita con Julio Gagó se programó para mediados de julio. Este le ofreció que se quede a trabajar, pero cuando tocaron el tema de la CTS le dijo: “No te voy a dar nada. Puedes irte a quejar a donde te dé la gana, a ver si te van a hacer caso porque ya sabes quién soy ahora”. Andía no descarta tomar acciones legales para que se le pague.
Se acogió a régimen mype
1]“La exclusividad de sus servicios y la duración del vínculo por años son indicios que sirven para que el juez señale que efectivamente se trataba de una relación laboral”, señaló el abogado laboralista Javier Neves Mujica.

2] Según Neves, Gagó “posiblemente ha constituido todas estas empresas fantasma con el fin de acogerse al régimen de las mype”. Este régimen otorga menos beneficios sociales a los trabajadores. Señala que la empresa del congresista ha reconocido la condición de trabajadores al incluirlos en la planilla. “Lo anterior era una irregularidad”, afirma.

3] Por último, señaló que el sueldo mínimo no se puede condicionar a la venta de productos.

Publicación original.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s