Tras no llegar a un acuerdo, Humala anuncia estado de emergencia por 60 días en Cajamarca

 

Medida. Regirá en las provincias de Cajamarca, Celendín, Hualgayoc y Contumazá. La comitiva del gobierno, lideraba por el premier Salomón Lerner, no logró un entendimiento para levantar el paro indefinido contra el proyecto Minas Conga. Para las autoridades del Ejecutivo, un grupo de dirigentes muestra intransigencia.

Rocío Maldonado y Jonathan Castro

mensaje. Apenas se conoció el fracaso del diálogo, Humala anunció el estado de emergencia.

Pocos minutos después de las 10 pm, en un mensaje a la Nación, el presidente de la República, Ollanta Humala, anunció que el gobierno había decidido declarar el estado de emergencia en las provincias de Cajamarca, Celendín, Hualgayoc y Contumazá, del departamento de Cajamarca, durante 60 días.

Precisó que la medida rige a partir de las cero horas de hoy, luego de que la comitiva del Ejecutivo no alcanzara un acuerdo para levantar el paro indefinido contra el proyecto Minas Conga, iniciado el 24 de noviembre.

“La intransigencia de un grupo de dirigentes locales se ha puesto en manifiesto, no se han alcanzado acuerdos mínimos para que se restablezcan la paz social y los servicios públicos a los que tiene derecho Cajamarca”, sentenció Humala.

El anuncio del mandatario se veía venir luego de que el presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner, y el viceministro de Orden Interno, Alberto Otárola, señalaran que el Ejecutivo evaluaba una medida de excepción.

La decisión se adoptó después de un infructuoso diálogo a puerta cerrada que durante nueve horas sostuvieron ayer la comisión del gobierno y las autoridades regionales y municipales, además de dirigentes de la región.

Las 8:30 de la noche fue el último plazo que la comisión del gobierno otorgó a las autoridades y dirigentes de Cajamarca para suscribir un acta de entendimiento y levantar la medida de fuerza, informó el viceministro de Orden Interno, Alberto Otárola, minutos antes que se cumpliera la hora fijada.

Según su versión, luego de horas de diálogo, las partes estaban listas para firmar el acuerdo, pero tres dirigentes se oponían sistemáticamente al levantamiento de la paralización de 11 días.

“El Estado va a actuar con las armas que la ley le confiere”, dijo Otárola, quien no descartó la posibilidad de que se decrete el estado de emergencia en la región.

Tras las declaraciones del viceministro de Orden Interno, y poco antes de las 9 de la  noche, cuando ya se había cumplido el plazo otorgado por el gobierno, el presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner Ghitis, confirmó que no se había llegado a un entendimiento en Cajamarca, pese a que la mayoría de los dirigentes concordaban con la mayor parte de los planteamientos de la comisión del gobierno.

Lerner Ghitis lamentó que no se haya llegado a un acuerdo, aun cuando las expresiones de minería responsable fueron bien recibidas durante buena parte de la mañana por la dirigencia cajamarquina.
“Dejamos constancia de que quisimos que el diálogo sea fluido. Ahora vamos a hacer respetar el estado de derecho y la Constitución. La declaratoria de un posible estado de emergencia se decidirá en las próximas horas”, dijo en declaraciones a TV Perú.

Trascendió que los alcaldes de los distritos de Huasmín, Bambamarca, Sorochuco y La Encañada, jurisdicciones que se verán afectadas directamente con el desarrollo del proyecto minero, pidieron un plazo de 24 horas para consultar a sus bases antes de firmar cualquier compromiso. No aceptaron.

ENFRENTAMIENTOS

Tras conocerse que las conversaciones entre el gobierno y su dirigencia no llegaron a ningún acuerdo, y cuando aún no se decretaba el estado de emergencia, se produjeron algunas discrepancias entre la población que esperaba el resultado del diálogo.

Unos dos mil cajamarquinos se congregaron en la plaza de armas, la cual estaba fuertemente resguardada por efectivos de la Policía Nacional.

Dos mesas de diálogo

Durante la reunión con dirigentes y autoridades de Cajamarca, la comitiva del Ejecutivo planteó la instalación de dos mesas de diálogo. La primera referida específicamente al proyecto Conga, y la segunda relacionada con un plan de desarrollo en la región.

El contenido del acta, que no llegó a ser rubricada por las partes, y la mesa sobre el proyecto Conga tenían como finalidad atender las observaciones a las actividades de la empresa minera Yanacocha desde una perspectiva técnica, jurídica y ambiental.

En el escrito, difundido con esmero por la Presidencia del Consejo de Ministros, se deja constancia de que las organizaciones sociales y autoridades regionales y locales presentes en esa reunión solicitaron el retiro de la maquinaria del proyecto Conga y la inviabilidad del proyecto.

Esa fue la demanda que entrampó el diálogo. Trascendió, que Wilfredo Saavedra, presidente del Frente de Defensa Ambiental, se mostró inflexible en estos dos puntos.

La mesa de desarrollo de la región Cajamarca, según el acta, tenía como objetivo elaborar un plan de desarrollo de la región Cajamarca sobre la base de un proyecto de ordenamiento territorial alineándolo al Plan Nacional de Desarrollo y a las políticas de inclusión social y económica.

El compromiso era instalar ambas mesas de diálogo en un  plazo máximo de 72 horas.
En cifras

600 mil litros de leche se perdieron en nueve días de paro  en Cajamarca.

3 millones de soles diarios suman las pérdidas en el sector turismo.

11 millones de soles por día pierden los transportistas de carga pesada.
ENFOQUE

Esperemos que se restablezcan las condiciones para el diálogo

Enrique  Bernales
Constitucionalista

“El estado de emergencia es una figura constitucional que existe en todas las Constituciones del mundo como una medida que se adopta bajo circunstancias especiales que ponen en peligro el orden, la paz, la tranquilidad pública y los derechos de las personas. En el caso de Cajamarca es una lástima que se haya tenido que llegar a ese extremo, pero debemos ser conscientes de que el gobierno ha sido tolerante, porque ha habido una espera de 10 días, reiteraciones al diálogo y ministros que aún siguen en Cajamarca. También es cierto que se han encontrado con actitudes intransigentes y gestos que no generan una disposición para concederse mutuamente medidas que conviertan el diálogo en un camino de solución. Por lo demás, es una medida de emergencia con acciones de protección policial. Hay que esperar una reacción positiva de estas dirigencias exaltadas que han estado estimulando posturas que no tienen que ver con la legitimidad del reclamo de fondo sino con una actitud de intransingencia que poco a poco estaba llevando a un camino de violencia. Ojalá el estado de emergencia no dure mucho y se restablezcan las condiciones para que esa disposición de diálogo llegue a un camino positivo”.

Publicación original.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s