La segunda caída de Pocho Alarcón

Atrás quedaron sus años mozos en la dirigencia del club de sus amores. Todo lo que queda de él ahora es la imagen de esta mesa en la que él, los hermanos Orellana Rengifo y los dueños de Oncoserv se reparten el botín de 7 millones de soles que le arrancaron mediante un cuestionadísimo arbitraje al Gobierno Regional de Arequipa.
Guillermo “Pocho” Alarcón se salió de las canchas para entrar a un terreno peligroso. A fines del 2006 el expresidente Regional de Arequipa Daniel Vera Ballón firmó un contrato con la empresa Oncoserv a días de dejar el sillón municipal. La empresa tenía que invertir 2,8 millones de soles en equipos para el tratamiento de cáncer y el gobierno le iba a garantizar que todititos los enfermos se iban a tratar ahí. El contrato se retrasó, y la empresa nunca cumplió su compromiso. Ni siquiera llegó a comprar toda la maquinaria que necesitaba y el Gobierno Regional canceló el contrato. Alarcón, de acuerdo a las investigaciones, fue el que acercó a los propietarios de Oncoserv, los esposos Eddy Manfreda y Victoria Infantas, al clan de Rodolfo Orellana para planear el fraudulento arbitraje con el que intentarían arrancharle 44 millones de soles al Gobierno Regional de Arequipa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s