Granadas en manos de extorsionadores

Hay un auge de granadas entre la delincuencia. Y San Juan de Lurigancho ya es el distrito caserito de los extorsionadores con armas de guerra. Ya en noviembre del año pasado, unos delincuentes arrojaron una granada contra cinco obreros que almorzaban en un restaurante. También arrojaron otra contra uno de los locales de la pollería El Padrino.

Otra destrozó una bodega. Otra fue a parar al interior del colegio nacional El Porvenir y un delincuente lanzó dos granadas contra una obra del empresario John Rodríguez. En ese último local, la explosión complicó la vida de dos trabajadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s